BLOG

Cómo mejorar la formación online y los webinars en 4 simples pasos

Blog español, Periospot Hacks

Hemos llegado a un punto que si decimos a alguien “Oye Jacinto, el próximo lunes voy a dar un webinar sobre sondaje en implantes”, lo más seguro es que Jacinto te conteste con un “ya si luego me paso”. 

Normal. Estamos en un momento dónde estamos saturados con los webinars y formaciones online.

Muchos de estos webinars son interesantísimos, por ejemplo los que hace Daniel Rodrigo sobre salud periimplantaria, como siempre en su tono controvertido que le da más vidilla al tema. 

Pero, ¿qué pasa si no tenemos el carisma de Daniel y tenemos qué de alguna forma mantener la atención de nuestros asistentes?

Bueno, yo hoy voy a compartir con vosotros algunos trucos y herramientas que he aprendido después de casi 50 webinars en los últimos meses y que poco a poco he ido mejorando el formato y sobretodo la forma de mantener la atención de quién los asiste. 

Aviso de antemano que no hay formula mágica, pero esto seguramente os ayudará a tener más información y a tomar decisiones. 

#1. Nadie os quiere escuchar durante horas

Es uno de los errores más comunes, sobretodo entre nosotros de cultura latina: “cuanto más tiempo de webinar , más completo, más información y mucho mejor”.

Es una falacia. He aprendido que las personas que se apuntan a un webinar o evento online mantienen su atención unos 20 minutos. Luego apagan la camara y se van al sofá a ver el último capitulo de “Aquí no hay quién viva”.

¡Enhorabuena! Tú webinar es ahora el hilo musical de fondo de un ascensor de una pensión de mala muerte. 

No dejes que esto pase y organiza webinars de media hora. Escucha bien- MEDIA HORA, 30 MINUTOS, 1800 SEGUNDOS. Ni más ni menos. 

Estoy seguro que estas cómo loco por atender a un webinar de 18 horas con el Dr. Plomizo 😅

Esto lo he aprendido dando webinars a los Nórdicos, normalmente durante su descanso al medio dia. Mientras se comen el sandwich en la clínica escuchaban como les daba 5 o 6 trucos para escanear de una forma mas eficiente y segura. 

Y ya está. Ni los artículos de Tim Joda o de Gallucci. Consejos clínicos y listo.

Solo información clínicamente relevante. Después puedes enviar un email con referencia bibliográficas y que cada uno haga su trabajo de casa.

Luego dejas 5 minutos para respuestas y preguntas. Y por supuesto tu contacto y redes sociales para que puedan encontrarte en un futuro y ver todos tus twits sobre odontología y poniendo a parir a Pablo Iglesias. 

#2. No te vayas por las ramas

Es así de simple. Todo el mundo sabe que controlas todos los artículos científicos y que eres un maestro enumerando las desviaciones típicas de los artículos de Iasella del 2003, pero la gente está allí para que les des dos o tres trucos que puedo implementar por la tarde y no para decirte- “Canto sabes, carallo” (lo digo en gallego que tiene más fuerza). 

Si tienes veinte minutos, empiezas por decir el propósito de por qué estáis allí y dejas caer la promesa: Después de este webinar vais a saber cómo hacer X,Y,Z en este tema de forma muy sencilla. 

Deja claro la promesa y sobretodo cumple lo que has prometido al inicio. Si has prometido que vas a a enseñar a la audiencia a aprender a suturar en regeneraciones óseas, asegúrate que cumples.

#3. Material adecuado

Ya lo sé. Todos tenemos Zoom. De eso ya no voy a hablar, pero, ¿que más cosas puedo incorporar a mí armamentarium para mejorar mis webinars?

Mi primer paso fue deshacerme de la webcam que viene integrada a los ordenadores. Aunque digan que son 1080p y HD la verdad es que en la mayoría de los casos dejan mucho que desear. 

Yo incorporé una Sony VZ1 y estoy encantado. La uso de webcam y encima la imagen la puedes poner a una calidad de 4K. Es una excelente cámara que además tiene el efecto de desenfoque cómo podéis ver en el video de abajo. 

Está camara necesita un adaptador CamLink de ELgato para poder conectar el USB al HDMI para una máxima calidad. 

Yo está camara la compré junto a un trípode que me permite tenerlo encima de la mesa de escritorio o en el suelo. Más detalles en esta página. 

Aquí tenéis mi mejor inversión en los últimos tiempos: La Sony VZ1

Por otro lado, cuando estamos haciendo un webinar podemos tener multi-cámara manejada por un software gratuito como el OBS.

Para no tener que usar el ratón ni el teclado para ir cambiando la preceptiva y las varias escenas. Para ello existe un gadget que es una maravilla- El Stream Deck.

Te permite configurar accesos rápidos y configurar sus teclas de forma a que puedes ir cambiando de escena únicamente presionando la tecla asignada a la diferente escena. 

Iluminación: Aquí existen muchas variedades, pero sí es cierto que una mala iluminación va a parecer que en vez de un webinar estes dando los pésames a alguien. 

Por eso un kit de luz sencillo es más que recomendable. Yo en mi caso con este kit tengo más que suficiente

Micrófono: Aquí permitirme poner este emoji 🤦🏻‍♂️- No podemos seguir usando el micrófono del ordenador. Ni los Air Pods que son cojonudos para hacer stories de postrero en Instagram pero no para un webinar.

Hay eco, suena con estridencias y no se entiende bien. A día de hoy puedes tener un Yeti a un excelente precio y que es un maravilla. 

Si quieres ir más allá, y si encima eres músico pues te recomiendo usar un Focusrite y un micrófono de condensador que es lo que uso yo y por supuesto le da otro nivel al tema. 

En la imagen el micrófono conectado al Focusrite y el Stream Deck

Si queréis hacer un taller y enseñar en directo cómo por ejemplo hacéis una secuencia de fresado, una técnica de sutura, tendréis que conectar vuestra camara reflex con macro al ordenador mediante cable de HDMI y un adaptador HDMI Video Capture. 

Cómo veis existen muchas opciones de iros equipando de forma adecuada para tener un set-up en acorde a una buena formación online y sobretodo diferenciada al típico webinar desde un iPhone mientras cocináis unos callos. 

Puedes echar un vistazo a todos los gadgets necesarios en este link abajo:

#4. Feedback a la audiencia 

Esta parte es muy importante y pocos lo hacen. Después de un webinar lo ideal es que enviéis un cuestionario a los participantes para saber que mejorar y también entender que otros temas les interesa. 

Yo en mi caso uso Typeform. Una maravilla para todo. Incluso lo podéis usar para captar leads de nuevos pacientes online, pero esto es otro tema que si os interesa os hago un artículo o webinar sobre ello.

Lo ideal es hacer webinars sobre preguntas y temas que vemos en las redes sociales que están creando controversia como el sondaje de implantes, socket shield, implantes cortos o la renovación de la flota de carros oficiales del gobierno. 

Conclusión

Los webinars están aquí para quedarse. Os guste o no pero la formación online es el presente y el futuro y está en nuestras manos matar de aburrimiento a nuestra audiencia o bien marcar la diferencia, invertir tiempo en mejorarlo y ser un referente de la enseñanza online. 

Si quieres acceder a la lista completa de gadgets para ayudarte en tus webinars o clases online, accede a este link. 🔴

Yo no lo soy, y tengo mucho que mejorar pero tengo claro que voy a hacer todo a mi alcance para no provocar un suicidio colectivo. 

Si quieres ayudarme a crear la segued parte de este artículo, responde a este pequeño cuestionario al final del artículo.

Gracias por tu tiempo en leer este articulo. 

Menu
Scroll Up